jueves, 12 de noviembre de 2015

DIVORCIOS EN ZARAGOZA

A veces el felices para siempre se acaba y hay que volver a empezar de cero. Si nota que su matrimonio ha llegado a su fin y quiere comenzar una nueva vida en solitario o con otra persona, conviene que se informe bien de los procedimientos necesarios para divorciarse lo más rápida y eficazmente posible y evitando siempre que alguna de las partes salga dañada.
Acabar con un matrimonio es más difícil de lo que pueda parecer en un principio y por ello, y más si no se está acostumbrado a hacer papeleo, es necesario contar con un asesoramiento legal que le permita agilizar trabajo y hacerlo todo correctamente y sin perder tiempo innecesariamente.  Una vez elegido un profesional de su agrado deberá decidir que hace a continuación y que opción le satisface más, porque no es lo mismo separarse que divorciarse.
Una separación se diferencia de un divorcio en el que en el primero no se rompe el vínculo matrimonial, por lo que los cónyuges no podrán volver a casarse aunque se constituyan como economías separadas y vivan bajo distintos techos. Esta opción puede ser la ideal si hay niños de por medio y no se quiere cortar del todo por lo sano o no se quiere uno volver a casar.
El divorcio por otra parte es la ruptura definitiva entre ambas partes y la disolución del contrato matrimonial, de manera que ambos individuos dejan de tener que ver el uno con el otro y pasan a no tener ninguna relación que les una. Si quiere volverse a casar o cortar por lo sano, esta es su opción. Pero, incluso dentro del divorcio hay distintos tipos.
El más recomendable para los usuarios es el divorcio express que permite agilizar los trámites y gastar mucho menos dinero en él. Para llevarlo a cabo es necesario haber estado casado un mínimo de tres meses y que ambas partes se pongan de acuerdo en los términos, que se redactarán en un acta y se le entregará a un juez para que la ratifique.

Sin embargo, si ambos cónyuges no están de acuerdo en los términos o uno de ellos no quiere el divorcio comienza lo que se denomina un divorcio contencioso. Para este tipo sí que es imprescindible y no solo recomendable tener un abogado que luche por los derechos propios y consiga para nosotros el mejor acuerdo posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario