jueves, 12 de noviembre de 2015

FONTANEROS 24 HORAS EN ZARAGOZA

Mantener sus tuberías en buen estado es posible y mucho más sencillo de lo que pueda parecer a simple vista. Existen numerosos trucos y consideraciones que puede tener en cuenta si quiere que no vuelva a sorprenderle un atasco en sus tuberías. Los profesionales lo saben y siempre ponen de manifiesto que muchos de los atoramientos que tienen que atender en su día a día hubieran podido evitarse si se hubiera utilizado la red de fontanería correctamente.
En todos los hogares y locales comerciales existen una serie de puntos conflictivos que son más susceptibles de sufrir atoramientos que otros. Uno de los más peliagudos es el retrete. Este lugar de nuestro hogar no está concebido para el uso que se le suele dar, no es una papelera por lo que no está preparado para asimilar materiales como productos de higiene íntima (compresas, tampones…), pañales, colillas o rollos de papel usados. Al arrojarlos allí, lo más seguro es que acabemos por atorarlo, pero si colocamos una papelera en el cuarto de baño. En el mismo cuarto de baño también conviene tener vigilado el desagüe de la ducha o bañera para cerciorarse de que no se forman tapones con los cabellos.
Otro punto conflictivo de nuestro hogar es el fregadero de la cocina. Recibe día a día gran cantidad de residuos que pueden llegar a taponarlo, es especialmente sensible a los aceites y grasas usados. Estas sustancias, al arrojarse por el desagüe, se adhieren a la tubería, formando una película adhesiva a la que se pegan los residuos hasta formar tapones. La forma de evitar esto es guardando estos aceites y grasas para llevarlos a algún punto limpio y así no solo se librará de posibles atoramientos, también ayudará al medio ambiente.
Además, si quiere mantener sus tuberías limpias durante más tiempo también puede hacer uso de una serie de trucos que han ido pasando de generación en generación y que pueden ayudarle a tener una red de fontanería en mejor estado. Uno de estos trucos es utilizar posos de café periódicamente para limpiar las tuberías. Otro menos conocido, pero igualmente efectivo es utilizar bicarbonato sódico junto con vinagre, preparar una solución con ambos compuestos y arrojarla por las tuberías. Dejarla actuar unos quince minutos y después aclarar con dos litros de agua.

Pero si el problema es grave lo mejor es contactar con profesionales, ya que cuentan con maquinaria especializada y con un saber hacer especial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario